Comisiones Obreras de La Rioja

martes 29 de enero de 2019

Saturadas las Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño

Ambulancias haciendo cola, boxes doblados y pacientes a la espera durante horas de cama para ingreso, en un nuevo episodio de colapso de las Urgencias del HSP de Logroño, algo que ni es novedoso, ni es imprevisible ni es, dese luego, inevitable.

Urgencias colapsadas

Urgencias colapsadas

 La capacidad del servicio de Urgencias del Hospital San Pedro (HSP) se ha visto sobrepasada, una vez más, en el día de hoy, martes 29 de enero.

Durante esta mañana las ambulancias se agolpaban a la entraba del servicio, en cola a la espera de poder ser atendidos sus ocupantes.

A las 14:45 horas más de 130 personas constaban como pacientes registrados este martes 29 de enero.
Diez de los boxes de Urgencias han sido doblados ante la incapacidad estructural de para atender la demanda asistencial.

Más pacientes aguardan en “Pre-Hospitalización”, el espacio extraordinario que ha debido ser habilitado por necesidad como “preingreso” hasta la asignación de cama para el ingreso proveniente de la atención urgente. Al menos uno de esos casos ha permanecido en dicha situación desde el sábado a última hora, acumulando un retraso de más 50 horas a la espera de cama para ingreso.

Ha debido ser habilitada la segunda planta del Hospital de La Rioja, con apertura de ambos controles.

En el momento de enviar esta Nota, a las 18:30 horas, 101 personas permanecen a la espera de atención en las Urgencias del HSP: 53 entre boxes, Observación y Pre-Hospitalización; 36 más a consulta, 6 niños para Pediatría y 6 personas para Trauma.

 La situación hoy vivida no es novedosa, ni es imprevisible, ni es consecuencia de una causa de fuerza mayor inevitable.

Ni cabe justificarla desde patologías estacionales como la gripe (colapsos como este se producen también en otros momentos del año), ni los gestores de nuestra sanidad deberían esconderse tras el mantra del “mal endémico” como si los problemas no tuviesen causas concretas o éstas les fuesen ajenas: lo cierto es que la etiología de los colapsos recurrentes en las Urgencias del HSP radica en la deficiente planificación y la escasez crónica de recursos, así como en el diseño cicatero del HSP desde su nacimiento, más orientado a la propaganda que a la atención a la salud y la eficacia asistencial.
 
  Siempre que se produce una situación como la de hoy (o si no siempre -es una palabra demasiado “larga”- concédasenos que sí “habitualmente”) la denunciamos públicamente, desde la convicción -creemos que fundada, al menos no absurda- de que sólo así se puede contribuir a solucionar el problema pues si no se conoce algo mal podrá será atendido.

Ojalá esta vez al escurrir el bulto habitual de nuestros gestores no se sume la coartada de la “política”.
Las denuncias por nuestros propios profesionales de los problemas y deficiencias en Atención Primaria fueron reprimidas con amenazas lamentables, aunque la versión oficial deslizaba harteramente las ideas (contradictorias entres sí) de que no existían pues eran infundadas, y de que, siendo evidentes, se explicaban por la inminencia de las elecciones políticas.

Tal conducta de nuestros gobernantes es irresponsable, una cortina de humo para disipar responsabilidades.
 Los problemas en AP, la falta de inversión real en nuestra Atención Especializada, las dificultades de nuestro sistema de salud regional para competir en la captación de profesionales cualificados, o los colapsos recurrentes de nuestras Urgencias son un mal endémico, sí, pero nuestro, del Servicio Riojano de Salud.

 Instamos a los poderes públicos a no mirar hacia otro lado, a no ocultar la realidad, a afrontarla con determinación y rigor desde una gestión seria y basada en la evidencia de nuestro sistema sanitario afrontando sus problemas y las deficiencias.

No se achaque la denuncia pública de la verdad a la inminencia de elecciones locales, autonómicas, generales, europeas o galácticas. Si no se pudiera decir nada cuando nuestros gestores están en campaña nos pasaríamos la vida callados, sería este un país de silencio, máxime cuando sus campañas y fases electorales y pre-electorales ya se comen la media legislatura final, y como en el bienio inicial aún están de post elecciones y les cuesta “arrancar” al final no es de extrañar que en cuatro años hagan muy poquitas cosas. Pero eso sí, callemos, no les incomodemos en su sopor.

 Saldremos de esta porque los profesionales del SERIS sí afrontan los problemas. La plantilla no podemos (ni queremos) ponernos de perfil, no escurrimos el bulto, pero saldremos de esta un poco peor de lo que estábamos.

Saturadas las Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño

martes 29 de enero de 2019

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - Acción sindical - Actualidad
Áreas - Política social - Actualidad
Áreas - Institucional - Actualidad
Áreas - Empleo - Actualidad
Información - Actualidad sectorial - Sanidad y Sectores Sociosanitarios