Comisiones Obreras de La Rioja

8 de abril de 2019, 17:38

Empieza la cuenta atrás en el ere de Caixabank

En estos momentos y debido al inmovilismo de la Dirección están en la mesa 2157 extinciones forzosas, movilidad forzosa y modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

La Dirección de CaixaBank inició el 1 abril el periodo formal de negociación del proceso de reestructuración.
La apertura del proceso formal implica poner en marcha la cuenta atrás para poder llegar a un acuerdo, o en caso contrario una imposición unilateral por parte de la empresa.
En estos momentos y debido al inmovilismo de la Dirección están en la mesa 2157 extinciones forzosas, movilidad forzosa y modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
 
Datos del ERE en la Rioja:
 
La Rioja se ve fuertemente afectada por este ERE, ya que estamos hablando de 20 despidos, lo que supone un 15% de los trabajadores en la región, dato muy superior a la media nacional, y el cierre en Logroño de 6 oficinas lo que supondría también el 46% de las actuales oficinas en la plaza. En los pueblos fuera de la capital no se está planteando ningún cierre, pero sí que se plantea la posibilidad de transformar otras 4 oficinas más a S1, lo que supone dejar una sola persona en dicha oficina, que sumadas a las 2 ya existentes, supondría que el 43% de las oficinas en la provincia de la Rioja serian oficinas con una sola persona.
 
CCOO hemos presentado, en todas las reuniones, propuestas para poder avanzar en la negociación y evitar la apertura del proceso formal.
El pasado 5 de abril #IndignAcción CCOO coincidiendo con la junta de accionistas, CCOO convocó a la plantilla de Caixabank a concentraciones en la puerta de cada centro de trabajo, manifestándose con una batería de IndignAcciones dentro y fuera de la Junta General.

Las concentraciones tuvieron lugar a las 11 de la mañana y desde La Rioja se desplazaron los delegados a la sede de Valencia, con una petición muy clara. Ni despidos ni movilizaciones forzosas #IndignAcción.
Ni el informe presentado por la Dirección ni el Plan estratégico justifica ninguna de las medidas forzosas que ha puesto la empresa sobre la mesa.  CCOO ha querido dejar claro:
En primer lugar, que se acepte la voluntariedad de las medidas excepcionales, tanto en los despidos como en la movilidad, para poder avanzar.
En segundo lugar, que cualquier acuerdo que se pueda alcanzar con CCOO no puede suponer un empeoramiento de las condiciones de trabajo de la plantilla de CaixaBank. Con esto quiere decir que no van a modificar a peor los acuerdos laborales internos.
En tercer y último lugar, CCOO se ratifica en la contrapropuesta presentada en la última mesa de negociación del periodo previo, la del 27 de marzoLa platilla de CaixaBank queremos trabajar sin miedos. Queremos trabajar sin amenazas: ni despidos ni movilidades forzosas.
 
TU PARTICIPACIÓN CONSTRUYE TU SINDICATO

Empieza la cuenta atrás en el ere de Caixabank

8 de abril de 2019, 17:38